segunda-feira, 29 de novembro de 2010

Incapacidad de "desligar" reduce los fines de semana.







Los fines de semana acaban por ser mucho más cortos de lo previsto, por incapacidad de la grande mayoría de las personas “desligar” de los compromisos de trabajo, revela una pesquisa  británica.

Ya había llegado al Café y así que me senté hice mi pedido y seguí leyendo porque trata de un asunto importante.

Estaba tan atenta que no me di cuenta de quién había llegado cerca de mí, dos amigas que ya no veía hace mucho.

Me encantó verlas y así ya no estaba sola para tomar el café y para comentar lo que estaba leyendo en el periódico.

La noticia que estaba leyendo me hizo recordar mi último empleo. En los últimos tiempos casi ni daba tiempo para tomar un café. El trabajo estaba siempre cayendo en mi mesa de trabajo. Yo tenía compañeras que por veces tenían que trabajar al sábado y no les pagaban más por eso. A veces aun eran maltratadas.

Como ahora hay mucha gente en paro aún es peor porque exigen mucho más. Cuando tienen mucho trabajo, en vez de llamar personal eventual, ponen los empleados a trabajar más horas y dicen “Quien quiere trabajar se queda, quien no quiere se puede marchar, hay mucho quien quiera.”

Muchas personas están siendo víctimas  de “mobbing”, agresión psicológica en el trabajo.

El estudio hecho junto de 4000 trabajadores concluyó que seis en diez empleados interrumpen el fin de semana para realizar alguna tarea relacionada con su ocupación, como leer los emails o mismo alguna labor. Un cuarto de los inquiridos reveló que tenía este comportamiento, en consecuencia de presiones por parte del jefe o porque los compañeros también lo hacían.

Para la mayoría de las personas dijo que el fin de semana no tiene inicio en los viernes por la noche porque solo a partir de las 12.38h de sábado  consiguen”desligar” del ritmo del trabajo.
Hechas las cuentas, acaban por aprovechar solo 27 horas y 17 minutos  durante el sábado y del domingo, menos de mitad del tiempo en que están fuera del empleo.

Mitad de las personas que contestaron a la pesquisa británica afirmaran que el trabajo acaba por perjudicar el tiempo pasado en familia y más de la mitad han afirmado que las tareas domesticas les dejaban demasiado cansados para aprovechar el fin de semana de manera más relajada.

“El Hombre del Café” llegó un poco tarde y lo invité para sentarse en mi mesa y le conté resumidamente de lo que estábamos hablando.




Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas