terça-feira, 23 de novembro de 2010

Un Café con Historia.

A Brasileira


Estaba casi saliendo de mi casa, toco mi teléfono.

Era el “Hombre del Café” diciéndome que el Café estaba hoy cerrado todo el día porque había pasado a la primera hora la fiscalización y no había aprobado la instalación del aparato para la extracción de los humos. Ya habían llamado los técnicos y seguramente mañana ya abrían de nuevo.

De  paso mi amigo me preguntó si yo tenía la tarde libre y si yo quería acompañarle al Chiado porque quería  ver y comprar unos libros y le habían dicho que allí los encontraría.

Así quedamos de encontrarnos a las 3 horas de la tarde cerca del Metro y yo le invité a tomar un café en  A Brasileira y íbamos “saludar” a Fernando Pessoa. Él empezó a reir, creo que no entendio a que yo me refería...

Fernando Pessoa y A Brasileira



Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas