quinta-feira, 30 de dezembro de 2010

Reveillón en la Serra da Estrela / Portugal



Serra da Estrela


Los empresarios del sector turístico de la sierra da Estrela reconocen que la crisis “es una evidencia”, que “anda por ahí”, pero no se reflecte en aquella región del país. Casi todos los hoteles  están completos  para la fiesta del Reveillón. Los hoteles de lujo ya están llenos  hace meses y los demás están muy cerca de eso. La nieve es el principal atractivo de la región y las perspectivas son las mejores ya que esta prevista caída de nieve a partir de hoy, garantizando un manto blanco para la noche de fiesta.

Mi amiga Leonor me llamó por teléfono preguntándome si yo iba al Café porque quería invitarme para un desayuno. Me quedé muy contenta porque hace tiempo que no hablaba con ella.

Ya estaba casi llegando oí llamar mi nombre, era Leonor. Estaba con muy bueno aspecto, más flaca, yo mas llenita y entramos en el Café. Así que nos sentamos ya vino el empleado servirnos el desayuno, yo vi algo raro en eso y ella me dijo que había encargado por teléfono. Dijo que no tenía mucho tiempo porque de ahí a dos horas salía en dirección a la Serra da Estrela como ocurre todos los años por estas fechas.

Yo le pregunté si ella seguía yendo con el mismo grupo de amigos para la misma cabaña y me dijo que sí pero este año solo iban tres parejas y quedaba por eso una habitación libre. No sé si ella oyó mis pensamientos, me sonrió y me invito a ir con ella.

Me quedé con mucha pena porque me gustaría mucho ir, ellos lo pasan muy bien. Ya vi fotos, la cabaña es preciosa toda hecha en troncos de cedro y ella me dijo que hasta se siente su olor cuando están adentro.
La cabaña es de unos amigos que viven en Canadá  que nunca vienen a Portugal en el mes de Diciembre y así siempre está libre para  sus amigos.

Le prometí  que para el año que viene quien sabe si podré ir. Me haría muy bien hacer este viaje pero la invitación fue muy encima de la hora.

Pasar el año en una cabaña en la sierra y con suerte ver  la nieve caer, la chimenea siempre con leña ardiendo, degustar  un buen queso de oveja y tomar un bueno vino tinto, que más necesita una para  sentirse feliz? Además es como estar en casa.

En los hoteles es completamente distinto. No me gusta. Hay mucha gente por todo el lado,  no hay tranquilidad, mucho ajetreo, mucha vanidad, mucha gente que habla muy alto para que la mire.
Tampoco  el tiempo no está para hacer muchos gastos contrariamente a lo que están diciendo que en estas Navidades los portugueses a pesar de la crisis levantaron  más dinero en las cajas automáticas que en las Navidades de 2009 y los shoppings e hipermercados no se están quejando.

Aprovecho para despedirme hasta el año que viene.






Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas