sexta-feira, 17 de dezembro de 2010

Reveillón en Madeira: entre en 2011 en grande!!







Pasar el reveillón en la Isla de Madeira es (siempre) una elección acertada. La belleza natural de la isla se une a los fuegos de artificio y al clima ameno para hacer una fiesta  a lo grande!

Cuando me levanté hoy, abrí la ventana para ver cómo estaba el tiempo y la cerré de seguida, hacía mucho frío, más que ayer. Me estaba sintiendo un poquito resfriada y decidí no salir hoy a la calle. Llamé a mi conserje y le pedí  el favor de llevar mi mascota a la calle.

Mientras ella estaba paseando mi perrito encontró una amiga mía que iba a encontrarse conmigo al Café, pero como yo no iba ella subió a mi casa.
Teresa entró muy alegre diciendo que venía despedirse porque salía de viaje mañana. Iba a Madeira pasar la Navidad y el reveillón.

Ella no sabía que yo ya había pasado el reveillón en Madeira. La primera vez que yo fui allá era una adolescente. Todavía no había tantos hoteles y fiestas, era todo más privado, pero el fuego de artificio era ya muy bello.

El punto alto de las festividades es el tradicional espectáculo pirotécnico que atrae millares de turistas y residentes también. El fuego es disparado durante ocho minutos a partir de 40 puestos de lanzamiento distribuidos  por todo el anfiteatro de la ciudad de Funchal, del centro y del mar, creando un espectáculo de belleza impar.

Animación en las calles,  grupos de folclore, exposiciones y conciertos así como los tradicionales cantares en las misas del parto que ocurren entre el  16 a 24 de Diciembre prometen una época  de grande celebración.

Teresa me dijo que estaba preocupada porque está haciendo mal tiempo allá, con mucha lluvia y viento fuerte. Hubo dos aviones de la TAP que no pudieron aterrizar y regresaron a Lisboa. Puede ser que domingo ya esté todo normal.

Me gustaría tanto de volver a Madeira en Navidades. 
Quién sabe el próximo año…







Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas