quarta-feira, 15 de dezembro de 2010

Símbolo "CE" en los juguetes no es sinónimo de seguridad.




Muchos de los juguetes que llegan a casa pueden tener peligros y trampas. Un balón reventado o un botón de un muñeco pueden volverse un riesgo si ingeridos. Los padres deben ser los primeros inspectores, dicen los especialistas, ya que la ley es muy permisiva.

La conversación con mis amigas estaba muy buena, ya habíamos tomado el café, yo tomé un café con leche y vemos llegar muy atareada a Encarni, porque sus sobrinas pequeñas le pidieron unos juguetes y unas muñecas y aun no había encontrado exactamente lo que quería. 
La invitamos a tomar algo y ella se quedó unos minutos con nosotras y estuvimos hablando de los dulces y las comidas que es costumbre  hacer en esta época. 

Encarni es española, de Andalucía y me dijo cómo ella hacía los buñuelos algo distintos de los que mi maman hacía. Voy intentar esta nueva receta.
A propósito de los juguetes estuvimos hablando de la seguridad y Encarni se quedó muy atenta porque en España parece que también tienen el mismo problema.

La verificación del producto debe ser hecha en la tienda pidiendo a los funcionarios que abran el embalaje.  Ni siempre eso es garantía de seguridad.
El símbolo CE obligatorio en el etiquetaje de los productos apenas da una falsa sensación de seguridad a los consumidores ya que la ley solo obliga el fabricante o importador a indicar que el juguete respecta las normas de seguridad en vigor en la Unión Europea. O sea es el propio fabricante que coloca la etiqueta CE en el juguete y nadie va confesar que el producto es peligroso. No hay una entidad independiente que controle la veracidad del mismo.

Los médicos advierten aun que es imperativo escoger un juguete de acorde con la edad y el desenvolvimiento del niño a quién se destina.

Algunos juguetes que para un adulto puede tener un significado, como una olla de plástico para jugar que podría simular la preparación de una comida, para un niño de pocos años es apenas un objeto para batir y hacer ruido. Lo que pasa es que se puede romper y transformarse en un objeto cortante.

Los  Pediatras piden especial atención ahora en las Navidades ya que hay muchos juguetes en las manos de los niños. Dijo que toda la gente piensa en comprar y regalar juguetes pensando en el lado lúdico y de fantasía y se olvidan de la seguridad.

Un error frecuente es rodear los niños de juguetes y eso debe ser evitado porque favorece la perdida de atención.



Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas