quarta-feira, 8 de dezembro de 2010

Un tornado en Tomar...





Cerca de cuarenta y tres personas, entre ellas 19 niños, han quedado heridas por el tornado que atingió ayer la región de Tomar, Sertã y Ferreira do Zêzere que queda a cerca de 100km de Lisboa para el interior. No hubo muertos.

Fue con esta noticia que me desperté esta mañana.

Esta noche fui al cine y como no oí las noticias desconocía lo que había ocurrido por allí. De seguida llamé a mi familia que vive en una ciudad cerca, donde yo nací, y estaba todo bien, el tornado había pasado en otra dirección .

Cuando llegué al Café solo se hablaba de lo que había ocurrido.
Me senté en una mesa donde ya estaban unas amigas, ya habían llegado hace un rato, el “Hombre del Café” me vino saludar preocupado con lo que estaba pasando y de seguida se sentó a mi lado también tomando su café. Yo tomé un té de tilo porque me sentía nerviosa.

Las imágenes que había visto y seguimos viendo en la televisión, eran terribles. Como todo pasó  durante el día la gente estaba trabajando. Hubo fabricas que quedaron hechas nada, vi un camión volcado, coches destruidos, los tejados de las casas sin tejas…, centenas de árboles caídos y muchísimos prejuicios en  centenas de casas. Algunos lugares siguen sin electricidad porque cayeron torres de alta tensión.
Un colegio  donde estaban 70 niños quedó todo destruido y sin tejado. Las maestras consiguieron sacar todo los niños y solo algunos quedaron heridos sin gravedad.

Antes nosotros no sabíamos lo que eran tornados, solo los que veíamos en la televisión, en los Estados Unidos.

Los tiempos están cambiando, con la naturaleza no se juega, ella nos deja completamente impotentes cuando nos manda estas catástrofes.



Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas