quarta-feira, 30 de março de 2011

Un dibujo de Roy Lichtenstein que costó 10 dólares y puede superar el millón







Costó 10 dólares en una rifa hace medio siglo y ahora podría superar el millón. La casa de subastas Christie’s acaba de anunciar la subasta de un dibujo del genio del Pop Art Roy Lichtenstein, que saldrá en la venta de obras de posguerra y contemporáneas del próximo 11 de mayo en Nueva York.

“Drawing for Kiss V”, que nunca había salido al mercado, tiene un precio estimado de entre 800.000 y 1.200.000 dólares (entre 570.000 y 850.000 euros).   Su actual dueña adquirió un boleto por 10 dólares en una fiesta a comienzos de los años 60. A la entrada a cambio de los 10 dólares les daban una llave para abrir un armario que ellos no sabían a qué armario pertenecía cada una de las 20 llaves.

Fue de esta forma que la propietaria compró su boleto aquella noche  y se encontró con esta “obra maestra”.

Según la casa de subastas, “Drawing for Kiss V” ha permanecido desde entonces en la misma colección privada en Nueva York. Dijo que el dibujo es una pieza única de la historia que capta la estética y el espíritu cultural del mundo del arte neoyorquino en una época de cambios revolucionarios.

Parece que la dueña ha decidido venderlo porque se dio cuenta de lo mucho que valía. En 1965 apenas habría valido 50 dólares.

Esta noticia me trajo al idea una historia verídica contada por  un compañero de trabajo  que yo tuve hace algunos años en que una tía de su esposa murió y él fue el responsable de la venta en subasta del contenido de la casa y cuando estaba organizando todo se fijó en una pieza china muy antigua que su tía no le hacía caso porque no le veía nada de especial y que estaba arriba de un armario en el pasillo.

Cuando llegó el  perito de la casa de subastas para ver todas las piezas,  muebles y tapices miró hacía  la bandeja china y dijo de seguida, sin parpadear, que ella era la pieza más valiosa de entre lo demás.

Estábamos en el año 1996  y me acuerdo que él  dijo que le habían valorado  la pieza por cerca de 45.000 euros.

Pobrecita de su tía que ya se había ido sin saber el valor de una bandeja que no le gustaba y que un día la quiso dar a una empleada pero a esta tampoco no le gustó.

Estaba una amiga y el "Hombre del Café" mirandome cuando yo terminé de hablar admirados con lo que yo acababa de contar.

Me quedé un poco más en el café porque mi amiga también se acordó de una cosa parecida pero de menos valor que había pasado con una persona de su familia y ya se sabe las conversaciones son como las cerezas, se pega una y vienen otras atrás.



Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas