quarta-feira, 20 de julho de 2011

Alojándose en casa ajena: una manera de viajar e intercambiar piso






Aunque la crisis apriete, no hay por qué dejar de viajar. Son numerosas las fórmulas para desplazarse y conocer otros países, a la vez que se ahorran costes respecto a unas vacaciones tradicionales.

Una manera de conseguirlo es intercambiar la casa con otras personas que deseen conocer la zona de residencia del usuario. Esta práctica goza hoy en día de una excelente salud, gracias a los sitios web que propician las permutas.

La semana pasada en un programa de la tarde en la televisión vino una invitada que ya viajó por muchos países intercambiando su casa. Ella y su familia dejan su casa a los huéspedes y viajan para hacer vacaciones en la casa de ellos.

Dijó que está muy satisfecha porque si no fuera de esta forma seria imposible viajar como ya lo hizo. Nunca tuvo cualquier problema.

Contó que la primera vez cuando viajó a Paris dejó la nevera completamente vacía pero cuando llegó a Paris tenía la nevera con todo lo que era necesario para una primera comida y merienda no teniendo que salir corriendo al supermercado.

Ahora hace lo mismo porque se dio cuenta que era esta una manera mucho más simpática de entrar en una casa por primera vez y que ni siquiera conocía a sus dueños.

Mi amiga Helena ya conocía este tipo de viajes y contó que todo esto tuvo origen en una película "The Holiday"pero tanto ella como yo no nos convenció. Dejar nuestras casas con todas nuestras cosas para unos desconocidos? En el tiempo de hoy?

Yo nunca viajaría tranquila.


.

Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas