quarta-feira, 28 de setembro de 2011

Una mujer saudí es condenada a diez latigazos por conducir






Una mujer desafía las prohibiciones de la monarquía de Arabia Saudí al conducir en junio su vehículo en Riad. -AP

"Estoy en estado de shock. Ya no puedo ni razonar, después de todo lo que he tenido que pasar. Sólo sé que voy a recurrir la sentencia".

La joven saudí Shayma Jastaniah rompió su silencio, un día después de haber sido condenada a recibir diez latigazos por haber conducido un automóvil en la ciudad de Yeda, una de las muchas actividades prohibidas a las mujeres en Arabia Saudí.

Jastaniah aseguró, en declaraciones a Arab News, que sólo ha conducido una vez y que fue antes de la detención en mayo de la activista Manal al Sharif, quien lideró la campañaWomen2Drive para acabar con esa restricción.

Paradójicamente, la condena de Jastaniah, que posee un carnet de conducir internacional, se produjo dos días después de que el rey Abdalá bin Abdelaziz anunciase que las mujeres podrán presentarse y votar por primera vez en las elecciones municipales. No en las que celebra hoy el país, sino en las de 2015.

Otras dos saudíes son juzgadas por violar la prohibición de ponerse al volante.

El monarca integrista también prometió incluir a las mujeres en el Consejo de la Shura a partir del próximo mandato, que empezará en 2013.

Otras dos mujeres están llamadas a declarar en los próximos meses al Juzgado de Yeda por los mismos hechos. Animadas por las revueltas de la Primavera Árabe, un grupo de mujeres saudíes lideradas por Al Sharif impulsaron en mayo la campaña para acabar con la prohibición de conducir. El colectivo volvió a desafiar al régimen en junio al animar a las mujeres a tomar el volante durante un día concreto. “Publico.es.

Son noticias como esta que me dejan atónita. Es que no cabe en la cabeza de una mujer occidental que todo esto aun ocurra en nuestros días.

El “Hombre del Café” entro en el café en el momento que yo estaba leyendo sobre eso y me vio abanando la cabeza  y reprobó también semejante salvajería.


Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas