terça-feira, 29 de janeiro de 2013

El teatro tailandés de marionetas y títeres sobrevive por la vocación de los artistas.








Estuvo a punto de desaparecer tras la segunda guerra mundial. Pero, fue rescatado del olvido por el maestro tailandés Sakorn Youngkhiewsod, también conocido por el seudónimo "Joe Louis"

La compañía Kum Nai, formada por antiguos estudiantes de Joe Louis, actúa a diario en la Casa del Artista, un centro bohemio situado en uno de los canales que surca la parte vieja de Bangkok.

Noppadol, uno de sus integrantes, lamenta que no reciben ninguna ayuda oficial y que sobreviven de las actuaciones en eventos privados.

Los show en la Casa del Artista, a la que acuden turistas extranjeros, son gratuitas.

Los muñecos, elaborados con bambú y ropas con finos bordados, son manejados por tres personas: por una responsable del cuerpo y de la cabeza y otras dos, ayudados de varillas, de las piernas y los brazos.

La mayor parte de las historias representadas proceden del Ramakian, el poema épico de origen indio que narra las peripecias de Ramaya y su compañero el dios simio Hanuman.

Al son de la música tradicional, los muñecos se mueven con elegancia y gestos expresivos, que incluyen movimientos de la cabeza y de las extremidades.



Desde Bangkok informó Gaspar Ruiz-Canela de la Agencia EFE.


Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas