terça-feira, 23 de agosto de 2016

Me dio nostalgia.

A mis queridos amig@s y seguidores

Siempre que paso por aquí siento una nostalgia tan grande de los tiempos que publicaba casi a diario posts que me daban tanto placer y también algún trabajo. Las conversaciones en el Café de Flor, mi amigo Hombre del Café, mis amig@s de tantos países distantes que yo hacía que estuvieron presentes. Los viajes que hacíamos todos, por el país... TODO VIRTUAL.

Vuelvo a publicar aqui un poema de mi amiga del Facebook Luz Ramirez que me encanta:

Un recuerdo pasea

El café se cocía
con olor a bejucos y sauces
la lentitud de un mundo se movía
Pensé en los seres queridos
Aquellos que olieron conmigo
los leños mientras ardían
Ya muchos se fueron
Emigraron al mundo de la luz
donde los destellos son más fuertes
y no hay tinieblas
decía mi abuela
que en paz descanse
Opinaba mi abuelo 
el filósofo de un mundo pequeño
Tanto les quise y tuve que decir
un día adiós
Pero es que vamos por el mundo 
exigiendo
que no nos abandonen
y no es nuestro nada
tan solo Dios y su mirada
Dichoso olor el de café que bulle
algo tan cierto en las cocinas del amor
Es tu mirada latir de tiempos acumulados
Hay en ti hojarascas del pasado que no despegan
y las has llevado a tu presente como imposición 
de un caminante y una misión
Revoletean los pájaros y hay festival
aunque el día es gris y se demora por pernoctar
Allí en el fogón se cuelan recuerdos idos
en los umbrales de un simple rancho
que tiene paredes de alegres espejos
Allí quedaron plastificados rostros de ancianos
que aun acarician la soledad


Luz Ramírez
Derechos reservados




quinta-feira, 31 de dezembro de 2015

Feliz Año Nuevo



"Un nuevo año es como un libro en blanco:
tienes la pluma en tu mano y la oportunidad de escribir una bella historia para ti mismo".
¡Feliz año nuevo!




quarta-feira, 23 de dezembro de 2015

Feliz Natal / Feliz Navidad




DESEO A TOD@S MIS AMIG@S UNA MUY FELIZ NAVIDAD, CON MUCHA SALUD, ALEGRIA Y UNAS COMIDITAS SABROSAS.





sábado, 19 de dezembro de 2015

No hay años malos


Lo primero que hice hoy fue, como siempre, llevar mi Freddy al jardín. Puede llover, caer nieve, nunca cae :( , truenos (OJO no se puede estar bajo los árboles), pero salimos, caminamos y llegamos a casita después de Freddy hacer revisión a todos los árboles.

Tomamos los dos el desayuno, yo mi café con leche y tostadas y él su pienso. Él siguio durmiendo en su camita y yo me senté al ordenador aún con la taza en la mano y la boca masticando.

Aunque estoy de vacaciones de mi "trabajo" en mi página del facebook (ya estoy un poco harta), fuí mirar las noticias y guardar imágenes, textos, poesías, cosas que me gustan.

Hoy leí un bellísimo texto que pensé de seguida traducirlo para presentarlo a mis amig@s, paisanos pero antes lo presento aquí a vosotros. Espero os guste:


Mamerto Menapace - No hay años malos



Mi percepción a medida que envejezco es que no hay años malos.

Hay años de fuertes aprendizajes y otros que son como un recreo, pero malos no son.

Creo firmemente que la forma en que se debería evaluar un año tendría más que ver con cuánto fuimos capaces de amar, de perdonar, de reír, de aprender cosas nuevas, de haber desafiado nuestros egos y nuestros apegos.

Por eso, no debiéramos tenerle miedo al sufrimiento ni al tan temido fracaso, porque ambos son sólo instancias de aprendizaje.

Nos cuesta mucho entender que la vida y el cómo vivirla depende de nosotros, el cómo enganchamos con las cosas que no queremos, depende sólo del cultivo de la voluntad.

Si no me gusta la vida que tengo, deberé desarrollar las estrategias para cambiarla, pero está en mi voluntad el poder hacerlo.

“Ser feliz es una decisión”, no nos olvidemos de eso. Entonces, con estos criterios me preguntaba qué tenía que hacer yo para poder construir un buen año porque todos estamos en el camino de aprender todos los días a ser mejores y de entender que a esta vida vinimos a tres cosas: -a aprender a amar -a dejar huella -a ser felices

En esas tres cosas debiéramos trabajar todos los días, el tema es cómo y creo que hay tres factores que ayudan en estos puntos:

-Aprender a amar la responsabilidad como una instancia de crecimiento.

El trabajo sea remunerado o no, dignifica el alma y el espíritu y nos hace bien en nuestra salud mental.

Ahora el significado del cansancio es visto como algo negativo de lo cual debemos deshacernos y no cómo el privilegio de estar cansados porque eso significa que estamos entregando lo mejor de nosotros.

A esta tierra vinimos a cansarnos,....... para dormir tenemos siglos después.

-Valorar la libertad como una forma de vencerme a mí mismo y entender que ser libre no es hacer lo que yo quiero.

Quizás deberíamos ejercer nuestra libertad haciendo lo que debemos con placer y decir que estamos felizmente agotados y así poder amar más y mejor.

-El tercer y último punto a cultivar es el desarrollo de la fuerza de voluntad, ese maravilloso talento de poder esperar, de postergar gratificaciones inmediatas en pos de cosas mejores.

Hacernos cariño y tratarnos bien como país y como familia, saludarnos en los ascensores, saludar a los guardias, a los choferes de los micros, sonreírpor lo menos una o varias veces al día.

Querernos.

Crear calidez dentro de nuestras casas, hogares, y para eso tiene que haber olor a comida, almohadones aplastados y hasta manchados, cierto desorden que acuse que ahí hay vida.

Nuestras casas independientes de los recursos se están volviendo demasiado perfectas que parece que nadie puede vivir adentro.

Tratemos de crecer en lo espiritual, cualquiera sea la visión de ello.

La trascendencia y el darle sentido a lo que hacemos tiene que ver con la inteligencia espiritual.

Tratemos de dosificar la tecnología y demos paso a la conversación, a los juegos “antiguos”, a los encuentros familiares, a los encuentros con amigos, dentro de casa.

Valoremos la intimidad, el calor y el amor dentro de nuestras familias.

Si logramos trabajar en estos puntos y yo me comprometo a intentarlo, habremos decretado ser felices, lo cual no nos exime de los problemas, pero nos hace entender que la única diferencia entre alguien feliz o no, no tiene que ver con los problemas que tengamos sino que con la actitud con la cual enfrentemos lo que nos toca.

Dicen que las alegrías, cuando se comparten, se agrandan. Y que en cambio, con las penas pasa al revés. Se achican.

Tal vez lo que sucede, es que al compartir, lo que se dilata es el corazón.

Y un corazón dilatado esta mejor capacitado para gozar de las alegrías y mejor defendido para que las penas no nos lastimen por dentro".

Mamerto Menapace monje benedictino.
*


quinta-feira, 17 de dezembro de 2015

Puedes escuchar?







"Puedes escuchar Fernando?
Me recuerda tiempo atras
Estrellas y una noche alla
En la lumbre azul Fernando
Tarareabas tu cancion
Con ese suave guitarrear
Yo podia escuchar
Esos tambores con un sordo redoblar..."







Filme "Amor Pleno"

Seguidores

tiempo

.

arbolito



tempo

amigas