sábado, 14 de janeiro de 2017

El hechizo de un café


Resultado de imagem para hechizo con café




El café es, tal vez, una de las bebidas más famosas y consumidas alrededor del mundo. Se considera un gran estimulante y muchos logran una buena concentración mental tras ingerirla.
Sin embargo, en el mundo del esoterismo, el café tiene otra connotación y, con él, se pueden elaborar diferentes rituales y hechizos especialmente relacionados con las soluciones de problemas o para que una persona regrese. A continuación hechizos con el café.

Hechizos con el café

Hechizo con café para para solucionar un problema de cualquier clase:

Se escribe en un papel la descripción del problema por el que se esté atravesando. Se lo guarda en una botella oscura a la que luego se llena con café. Se ruega para que el problema se solucione. Cuando esto ocurra, se agradece y se abandona la botella en un descampado donde haya mucho césped.

Ritual con café para solucionar un problema de oposición o un examen escolar:

Encender dos velas azules. Después, hacer una taza de café bien cargado y sin azúcar, e introducir en ella dos plumas de cualquier ave diciendo: «Que el poder del aire y de la tierra me den sabiduría».

Luego, conformar un ramillete con una rama de laurel, un bolígrafo y las dos plumas empapadas en café. Envolver a su alrededor un billete de curso legal y amarrar todos los elementos con un trozo de cinta azul y realizar cinco nudos.

Poner el ramo en un lugar al aire libre, por toda una noche, sujetándolo con algún peso para que no se lo lleve el viento.

Al día siguiente, retirar las dos plumas de ave y colocar en el interior del libro o de los apuntes que se estén estudiando para el examen.Después del examen, puede eliminar las plumas. Guardar el bolígrafo debidamente identificado y utilizarlo sólo para el examen. Recuerde que este ritual sólo es efectivo si la persona ha estudiado a conciencia la materia.


Ritual con café para purificar el hogar:
Poner, en el centro del hogar, un plato de barro recién comprado con dos pedacitos de carbón vegetal y 1 cucharadita de café (que no sea instantáneo). Cambiar todos los días.


Hechizo con café para hacer que alguien regrese desde lejos:

Se escribe el nombre de la persona a quien se quiere retener o de quien se desea su regreso, en un papel, en forma de cruz, es decir, el nombre de pila en forma vertical y el apellido de manera horizontal. Luego se pone el papel al revés, en el fondo de un vaso. Encima se le echa borra de café y agua. Junto al vaso, sobre un platito, se enciende una vela blanca, de parafina, y se ruega que la persona no se vaya, o bien que regrese.


Ritual con café para que vuelva la pareja:

Es importante observar que la práctica de este ritual no servirá para nada si la persona no quiere, de alguna manera, retomar la relación, si no están destinados a estar juntos. Los ritos de la Magia Blanca no buscan forzar la voluntad de nadie sino, por el contrario, proveer de fuerza y seguridad.

Colocar tres granos de café en la mano derecha y dejar la mano abierta. Disponer los granos en forma de tríangulo con la cúspide hacia el dedo corazón. Cerrar los ojos y decir, siete veces, en voz alta mientras se visualiza a la otra persona acercándose. "Llegarás a mi nuevamente y te mantendré cerca de mi corazón" Colocar os granos de café en una bolsita de tela de algodón rojo Llevar esta bolsita siempre encima, preferiblemente cerca del corazón.

Como en todos los rituales que implican una visualización, la concentración es clave. Hay que mantener la cabeza limpia y evitar que se filtren pensamientos negativos o no relacionados con el rito.

Durante la visualización sacamos todo lo que ha hecho que la relación rompa nuestro corazón y lo proyectamos sobre los tres granos de café, amargos como el sentimiento de la ruptura. Este punto común es la base de la armonía entre ambos elementos que permite al café ser el contenedor perfecto para ese sentimiento. Este rito conviene realizarlo en viernes, a cualquier hora del día, y sus efectos serán más intensos si se practica con la Luna en cuarto creciente. Repetir la oración unas cuantas veces para asegurar la fuerza del rito.



Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas