segunda-feira, 23 de abril de 2012

Dos actores cubanos se fugan en Miami





Imagen promocional del filme «Una noche» 



En «Una noche», Anailín de la Rúa de la Torre y Javier Núñez Florián interpretan a Lila y Elio, dos hermanos gemelos que deciden abandonar Cuba cuando su amigo Raúl se ve obligado a dejar la isla. En la vida real, de la Torre y Núñez Florián son dos jóvenes de 20 años que viajaron de Cuba a Estados Unidos para promocionar la película en el Festival de Cine de Tribeca y que, en cuanto pusieron un pie en el país vecino, desaparecieron.

Según informa «The Huffington Post», los dos actores aterrizaron en Miami, donde tenían que tomar un vuelo con destino a Nueva York. Pero nunca llegaron a coger ese avión. Su rastro se perdió en Miami, donde se separaron de los demás miembros del equipo con los que viajaban.

Unas horas antes de emprender el viaje, el perfil oficial de la película enTwitter había agradecido al Festival de Cine de Tribeca la oportunidad que suponía para los actores el poder viajar a Estados Unidos por primera vez. «Realmente pensaba que iban a venir aquí y disfrutar del festival», explicó al blog Lucy Malloy, la directora del filme. Malloy también comentó que estaba decepcionada con la decisión, aunque la comprendía. «Solo espero que estén sanos y salvos», añadió.
Una secuela sin mucho futuro

La joven directora y guionista, quien tiene como mentor al reputado director Spike Lee, tenía planeado comenzar a trabajar en la secuela de «Una noche» con los mismos actores. Pero todo parece apuntar que la segunda parte de esta historia sobre la búsqueda de libertad y la inmigración será difícil de materializar.

En Estados Unidos rige una norma conocida como «pies mojados, pies secos». Según esta directiva, cualquier «desertor», como los denomina el régimen cubano, que consiga llegar a Estados Unidos es automáticamente residente y tiene la posibilidad de comenzar a tramitar su ciudadanía tras un periodo de un año.

La peripecia de estos actores no es un caso aislado. Son muchos los cubanos que salen del país comunista con la excusa de representar su cultura o su deporte y aprovechan la oportunidad para desaparecer. En España uno de los casos más sonados tuvo lugar en 2009 cuando cuatro jugadores de la selección cubana de baloncesto se fugaron tras jugar un amistoso contra la selección española en las Islas Canarias.


Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas