quarta-feira, 2 de dezembro de 2015







A mi madre no le gusta el café,
más hace el café después de veinte cuatro años
todos los dias para mi papá.
Eso es amor.
El amor se oculta en los detalles.




Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas