terça-feira, 10 de julho de 2012

Visita a la Fundación José Saramago-Lisboa







Ayer fue una tarde muy alegre y con muchas sorpresas.
Por fin fui  visitar la Fundación José Saramago en su nueva y definitiva casa en  “A Casa dos Bicos”. Se llama así porque sus paredes exteriores son cubiertas de piedra con el formato de picos  (pirámides) siendo un ejemplo único de arquitectura  civil residencial en el contexto arquitectónico de Lisboa. Los picos demuestran una clara influencia renacentista italiana. El propietario de la Casa la mandó construir en 1593 después de un viaje a Italia donde tendrá visto por primera vez el Palacio de los Diamantes de Ferrara y el Palacio Bevilacqua en Bolonha.  Siendo menor que estos palacios, la distribución irregular de las ventanas y de las puertas, todas de dimensiones y formatos distintos,  les  dan un cierto encanto.





Después de subir la escalera del Metro  muy cerca de la “Praça do Comércio” me encontré a unos 100 metros de dicha casa. De seguida saqué una foto  de una vista muy interesante con el caserío que rodeaba la Sé de Lisboa  y un poco más abajo ahí estaba, “La Casa dos Bicos” y delante el famoso olivo que ha sido traído del pueblo donde nació Saramago, “Azinhaga”.



Al  lado del árbol está un asiento de piedra que da para tres personas descansar a su sombra de cada lado del  asiento.  Ya había pensado que un día me sentaría allí. No solo porque están parte de las cenizas del  escritor en sus raíces pero también porque me gustan  los olivos. Fue un pequeño homenaje que hice a la persona cuyo espirito anda por allí.
Me dirigí a la puerta de entrada y pude admirar una arquitectura interior en mármol, moderna, de líneas derechas y geométricas con una escalera que me llevaría a los cuatro pisos de la Fundación (también hay ascensor).
A la entrada estaba una funcionaria a quien pagué la entrada de  €3,00  a quién pregunté si podría sacar fotografías y me contestó  que sí, pero sin flash. No se podía sacar fotos a las vitrinas donde estaban documentos antiguos así como algunas agendas manuscritas de Saramago.
El problema fue que yo no sabía quitar el flash de la camera. Alguien me ayudó pero  en cada foto que sacaba tenía que borrar el flash.  Imposible!!!
Tenía que hacer algo no podía salir de allí con la camera vacía.







De repente se me hizo una luz y flash! En vez de fotografías hice videos. No quedaron muy bien pero se puede ver la exposición donde se encuentran las paredes llenas con todas las obras de Saramago traducidas en muchos idiomas, fotografías, muchas pantallas donde pasan entrevistas del escritor que quedamos con la sensación que José Saramago anda por allí porque se oye su voz en todo el salón.
Pregunté donde estaba  el escritorio  que yo sabía que había venido de su casa de Lanzarote y allí estaba.  En una pared había dos aberturas como de vigía se trataran y lo son, a través de las cuales se veía el mueble, una máquina de escribir muy antigua, sus anteojos y unos libros.
Si pudiera estaría allí más tiempo por lo tanto que hay para leer, oír y memorizar.
En el segundo piso se encuentra la oficina de la fundación, cerrada al público.
Subí hasta el tercer piso donde se encuentra el merchandising, recuerdos de Saramago en t-shirts, tazas, posters, agendas, etc.,  y  sus libros. No podía salir de allí sin comprar un libro. Un libro no, dos, dos libros de poemas “Probablemente Alegría” y “Los poemas posibles” en papel. Los libros de poesía me gustan en papel porque pienso que en ebook no tiene el mismo interés. Las próximas obras en prosa de Saramago o de otro escritor ya los compraré en ebook pues adquirí un ereader hace poco tiempo y lo estrené con una de sus últimas obras “El Viaje del  Elefante” que lo terminé de leer ayer.
En el cuarto piso se encuentra una biblioteca e un auditorio donde había también una pantalla donde estaba pasando un programa sobre el escritor.
Se me olvidaba decir que  la cave del edificio aún está por arreglar, las paredes y el suelo están en piedra irregular pero con alguna iluminación que le da una belleza primitiva.
Y  terminó la visita! Quiero volver!
Fotografías de Flor.

Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas