sexta-feira, 10 de junho de 2011

Caballos a limpiar la mata en Sintra




Ayer me acosté tarde porque estuve mirando en la televisión un programa de los caballos de la raza Ardennais que están a ser utilizados para limpiar la mata da Pena, en los jardines del  Chalet Condesa Edla , la segunda mujer del Rey D.Fernando II.

Los caballos  fueron entrenados en Bélgica y solo responden  a órdenes vocales dichas en un dialecto antiguo. Estos animales hacen el trabajo en sitios donde no pueden entrar maquinas, como en áreas protegidas como lo es la mata de Sintra.

El proyecto es inédito y va ser alargado a otras áreas de Portugal.

Me acordé del sueño que tuve debido al programa que había visto antes de acostarme. Siempre es así llevamos para la cama las imágenes que vimos antes. Unas veces  las metemos en sueños otras veces en pesadillas.

Estaba deseando llegar al Café para encontrarme con Susana  y Júlia Marini que llegaron de Argentina. Fue un encuentro muy agradable. Susana yo ya la conocía más July solo por  el facebook.

Ellas vinieron con un grupo en un viaje por algunos países de Europa  y me enseñaron los paseos que iban hacer en Lisboa. Uno de ellos era a Sintra.

Como yo soy una amante de Sintra empecé a contarles algunas historias sobre aquella preciosa Villa entre ellas lo que había visto en la noche anterior.



-El Paisaje Cultural de Sintra – Patrimonio Mundial, tiene una nueva atracción turística: El  Chalet Condesa Edla  y los jardines ya abrieron al público después de la obras de recuperación que tardaron cuatro años. El edificio fue mandado construir por el Rey D.Fernando II para Elise Hensler, condesa y cantora suizo-alemana que fue la segunda esposa del rey.

El espacio estaba en ruinas desde 1999 después de un incendio. Los jardines ganaron nuevas especies botánicas oriundas de varios puntos del mundo.

Desde 2007 han sido efectuadas en el edificio obras de refuerzo estructural, reconstrucción de paredes, pavimentos y coberturas y la reposición de elementos decorativos más el restauro de estuques y pinturas murales en el interior.

Cuando terminé de hablar, yo estaba tan entusiasmada que ni me di cuenta que el “Hombre del Café” había llegado y me estaba oyendo  con mucha atención.

Quedamos encontrarnos todos en Sintra el Domingo.



. .

Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas