terça-feira, 29 de novembro de 2011

Una mañana y tanto!







Hoy por la mañana
cuando me levanté  
me di cuenta
que no tenía luz,
ni TV, ni radio, ni PC,
ni net, ni teléfono fijo,
ni microondas para calentar la leche,
ni aparato para hacer tostadas,
ni máquina para hacer el café,
ni luz en el toilette,
ni agua caliente...
No sabía qué hacer.
Me quedé mirando por la ventana
de brazos cruzados,
sin reacción a tanta adversidad…

Me senté tomando un vaso de agua esperando a que la electricidad regresara. No podía salir de casa.

En unos minutos se hizo un clic en mi cabeza y reaccioné. No nos podemos dejar ir abajo por todo lo que estaba pasando. No podemos ser adictos a nada. Calenté la leche como lo hacía antes, tomé mi desayuno y aproveché la mañana para limpiar y arreglar mis gavetas y dar brillo a mis pensamientos.



Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas