terça-feira, 25 de outubro de 2011

Audrey Hepburn vuelve a Roma con la memoria de los 'paparazzi'




Pocos conocen el lado más cotidiano de Audrey Hepburn: llevando a sus hijos a la escuela, comprando flores o paseando a su perro 'Famous', una faceta alejada de los reflectores que se desvela en la exposición sobre la mítica actriz que abre desde mañana en el Museo del 'Ara Pacis' de Roma.

Se trata de la exposición 'Audrey en Roma', que muestra 140 imágenes, trajes, accesorios, objetos personales de la actriz y vídeos familiares que recorren los casi 20 años que vivió en Roma, la que por decisión fue su ciudad.

Estas imágenes fueron hechas por fotógrafos que se atrevieron a 'robar' parte de su intimidad y la inmortalizaron en gestos espontáneos y acciones cotidianas, lejos de luces y poses. Aunque no le gustaba esta intromisión, Audrey Hepburn respondía con una maravillosa sonrisa, la misma que todos recuerdan y la existencia de aquellos 'paparazzi' permiten así recorrer su huella en la capital italiana.

"Algo que fue una imposición, algo incómodo para la familia, hoy se convierte en una celebración de mi madre", explicó a Efe el hijo mayor de la actriz, Sean Ferrer, fruto de su unión con Mel Ferrer.

Más de 8.000 imágenes inéditas de Hepburn en una exposición con fines benéficos.

La exposición, dividida cronológicamente, es también una oportunidad para acercarse a la mujer que dedicó los últimos cinco años de su vida a viajar por más de 20 países como embajadora de buena voluntad de Unicef, desde 1987 hasta su muerte, en 1993. Un vídeo recoge imágenes de la actriz con niños en Bangladesh, Vietnam, Somalia, Sudán o Etiopía. "Hay viajes que se hacen con un único equipaje, el corazón", se lee debajo de la proyección.

De hecho, la labor que emprendiera Hepburn no terminó con su muerte, pues su familia ha continuado su trabajo caritativo a través de la Fundación Audrey Hepburn para la infancia desamparada. Es por eso que la muestra tiene fines benéficos, pues una parte del dinero que ingrese por concepto de entradas será destinado a proveer de fondos a 32 centros nutricionales, así como la atención a 13.000 niños desnutridos en Chad.”

Hace tiempo que no veo una película de Audrey Hepburn.  En mi archivo de DVD tengo  el “Desayuno de Diamantes”. Estaba hablando con mis pensamientos y tomando mi café  cuando llegó a mi vera el “Hombre del Café” y le invité a mi casa una tarde para volver a ver esa película.

Al salir a la calle me di cuenta que por fin el otoño había llegado, las hojas en el suelo no paraban de bailar al compas del silbido del viento frío. Acababa de oír que estaba nevando en la Serra da Estrela.


Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas