sábado, 29 de outubro de 2011

Hoy cambia la hora






El cambio horario tuvo su origen en el siglo XVIII, año 1784, cuando el científico y diplomático estadounidense Benjamín Franklin ( The Autobiography of Benjamin Franklin )durante su servicio como enviado extranjero en Francia planteó por primera vez adelantar los relojes una hora durante el verano, a fin de aprovechar mejor la iluminación natural y así consumir un menor número de velas para alumbrarse durante la noche.

Todo se pasó cuando un día se despertó con un ruido súbito, se había acostado muy tarde apenas había dormido cerca de 3 horas, y vio que la habitación estaba muy clara con los rayos del sol  debido a que la empleada se había olvidado de cerrar las persianas.

De seguida miró al reloj que funcionaba muy bien y marcaba las seis horas. Quedó asombrado porque nunca se había dado cuenta de eso pues se levantaba siempre cerca del medio día.

 Benjamin Franklin publicó anónimamente una carta en 1784 en la que declaraba que los parisinos ahorraban velas levantándose más temprano, empleando así más luz solar. Se publicó por primera vez en la sección "Économie" del diario Journal de Paris. La versión revisada en inglés recibe el nombre de «An Economical Project», título que no le puso Franklin. La moderada sátira de Franklin proponía imponer un impuesto a las contraventanas, racionar las velas y despertar a los ciudadanos tañendo las campanas de las iglesias y disparando cañones al amanecer, de acuerdo con su proverbio: "Temprano a la cama y temprano al despertarse / vuelve al hombre saludable, rico y sabio.") .No obstante no llegó a ponerse en práctica.

A raíz de la Primera Guerra Mundial y con el propósito de ahorrar combustible, el káiser Guillermo II de Alemania decretó el inicio del cambio de hora el 30 de abril de 1916, que también se aplicó a sus aliados y las zonas ocupadas, siendo los primeros países europeos en emplear el horario de verano. Varios países beligerantes y neutrales de Europa les siguieron, Rusia y otros países esperaron al año siguiente.

Los Estados Unidos al igual que España no lo hicieron hasta 1918. Desde entonces, se han producido muchas propuestas, ajustes y revocaciones. Adelantar una hora los relojes durante los meses de mayor insolación demostró ser una medida ‘tan eficiente’ que algunos países decidieron conservarla permanentemente.

Hoy en día el asunto del cambio de la hora está siendo muy contestado. Los cambios de horario dificultan la percepción del tiempo y pueden causar problemas de sueño a las personas, stress en los animales así como trastocar reuniones, viajes, facturación de equipaje, el mantenimiento de registros, dispositivos médicos y el uso de maquinaria pesada. 

Muchos sistemas dirigidos por computadoras son capaces de ajustar sus relojes automáticamente, pero se llegan a producir errores, sobre todo cuando las reglas del horario de verano cambian.



Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas