terça-feira, 30 de novembro de 2010

«El Pequeño Príncipe» gana un aire más moderno para la televisión







Como en el universo infantil del siglo XXI, «El Pequeño Príncipe», de Antoine de Saint-Exupéry, no puede competir con los actuales y dinámicos héroes, liderados por Harry Potter, una súper producción de animación creada para la televisión promete dar al pequeño y curioso personaje un aire más moderno.

Me encanto oír esta noticia y eso me llevó hasta mi adolescencia cuando estaba estudiando Literatura Francesa,  tuve que estudiar también este escritor y leer este libro.

Fui comprar de seguida el periódico y caminé bajo un frío intenso y una lluvia helada, hasta el Café.
Qué bien se estaba allí, estaban solo algunos clientes, el tiempo tampoco ayudaba. Como caminé muy rápido hasta sudé porque llevaba sweaters sobre sweaters más el abrigo largo, bufanda y sombrero  que he comprado hace tiempo en París.

Pedí  solamente un chocolate bien caliente porque había desayunado en mi casa y empecé a leer la noticia.

Me quedé contenta porque ya no iba a estar sola, el “Hombre del Café” llegó y me acompañó también con un chocolate.

Entonces le conté lo que había oído en la televisión y él conocía también la obra de Saint-Exupéry  y me dijo que de vez en cuando la volvía a leer.

La película llegará a las televisiones francesas final del mes de Diciembre y estrenara en 80 países. Será una producción de 18,6 millones de euros, uno de los presupuestos más altos de la historia  para una animación televisiva.

Bajo el título «El Planeta del Tiempo», el primer capítulo de la serie, presenta un personaje totalmente nuevo que nada tiene a ver con los dibujos que el autor creo.
Una metamorfosis que seguro será percibida por los fans, recelosos de que los valores de inocencia, amistad y amor, tan característicos del protagonista de Saint-Exupéry,  se pierdan en el seguimiento de la historia.

«El Pequeño Príncipe» es un libro único, una obra muy humana cargada de una exquisita sensibilidad dedicada a Lean Wearth, un amigo judío del autor que se encontraba en un campo de concentración.

“El Hombre del  Café” y yo coincidimos en lo mismo,  que a quién le gusta el libro dudamos que le guste la película. Será?






Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas