sábado, 20 de novembro de 2010

"Photographia-Museu Vicentes"






Hoy me desperté muy temprano, cerca de las seis de la mañana. No seguí durmiendo, porque empecé a pensar lo que tenía que hacer en este día de sábado. Sylvia Güidone de Cordoba/Argentina, me envió un correo diciendo que venía al Café para tomar un desayuno, Susana de Buenos Aires y Bichita de Venezuela también y no quiero llegar tarde.

Mi mascota empezó a mirarme, yo ya sabía lo que él quería y tuve que ir aquella hora, el sol estaba naciendo, a la calle para D.Roger  hacer pis.

Cuando empecé a ver  las noticias, estaban hablando de la Cimeira de la OTAN, pasé a otra estación y estaba empezando un programa sobre el único museo de la fotografía en Funchal, Madeira.

Me senté en el sillón tomando mi primero café y de seguida reconocí el espacio.  Queda en la Rua da Carreira en el centro de Funchal. Si bien me acuerdo, entrabamos en un patio, había una terraza de una Cafetería/restaurante  donde iba casi todos los días al final de la tarde, tomar un café o un té con unas amigas. Me acuerdo que en el primero piso había un fotógrafo pero no le di mucha atención. Supe después que era un muy bueno fotógrafo y que mi familia tenía fotografías hechas por él.

“Photographia-Museu Vicentes” es actualmente un espacio obligatorio de visita para los amantes de la fotografía y no solo.
Por año recibe cerca de 5.000 visitantes y en su archivo existen 800 mil negativos de su colección y de los principales estudios de fotografía de Madeira, como "Perestrellos Photographos" y "Photo Figueiras".

En el museo se encuentran los retratos más antiguos de Madeira y que hoy en día el museo hace reproducción para las familias de los retratados, copias en suporte de papel. Esta es uno de los principales ingresos  del museo.

Los visitantes pueden buscar el nombre de sus antepasados en la base de dados del museo entre 1884 y 1913 y encontrar información sobre su historia familiar o sobre la Historia de Madeira.

El programa ya estaba casi terminando y no pude seguir viendo porque tengo que arreglarme, las horas no paran.

Salí de casa corriendo (como siempre), aún pasé por una floristería para comprar flores para regalar a mis amigas.

(sigue)




Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas