quarta-feira, 17 de novembro de 2010

Regalos para la Cimeira de OTAN





Ya había llegado al Café, estaba distraída leyendo las noticias,  de vez en cuando miraba la tele. Estaba sentada en una mesa una señora que yo nunca había visto por allí. Me di cuenta que ella hablaba portugués pero con acento español.

El “Hombre del Café” estaba hablando con ella y de repente los vi mirándome, ella me sonrió. Yo no estaba entendiendo nada.

Ella se acerco y el “Hombre del Café” me la presento, me quede admirada con la sorpresa. Era Elena, mi amiga fotógrafa, que es española pero vive hace algunos años en Algarve.

Los dos se sentaron en mi mesa y ella me contó que había venido a Lisboa y pensó de seguida venir al Café para conocernos. Qué alegría!

Estábamos hablando que este final de semana va ser difícil andar por Lisboa debido a la “Cimeira de la OTAN” y hasta me dijo que había pensado ir al Parque das Nações, donde se hizo la EXPO 98, y quería ir al Oceanário conocer dos lutrias (lontras) que habían llegado esta semana y aun se estaban a adaptar, y con todo ese lio de la cimeira, mejor no ir ahora, queda para otro dia que vuelva a Lisboa.

Seguimos conversando, tomamos otro café  y un pedazo de torta de nueces , que estaba deliciosa  y Elena me contó que tiene una amiga allá en Algarve que es designer  y propietaria de una fábrica de accesorios de lujo hechos en corcho, un material que Portugal  es grande   productor.

La fábrica de su amiga produjo unos regalos en piel (veneer) de corcho que nuestro Gobierno  va regalar a los participantes de la Cimeira.

Me quedé boquiabierta, imaginen, corbatas para los hombres, bolsos para las señoras, un bolso bellísimo para Hilary Clinton, que parece hecho de piel de cocodrilo y es corcho, todo un exclusivo para los líderes mundiales.

Pero un regalo que me encantó fue para el Presidente Obama, aparte de la corbata y un paraguas también de piel de corcho, que se puede ver expuesto en Nueva York y Japón, han fabricado un collar y una traílla (trela)  para el perro del Presidente, hecha especialmente para “Bo”, así se llama, que es de una raza portuguesa (cão de agua) y que le fue regalado por Edward Kennedy ya fallecido.

Tanto el collar como la traílla son hechos de piel de corcho, con cristales swarosky  y lleva grabado su nombre y tal como en todos los regalos, el escudo de Portugal.

Me encantó conversar con Elena. Volveremos a vernos estoy segura.
                           


Designer Sandra Correia




Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas