terça-feira, 16 de agosto de 2011

Pesca del camarón a caballo





Hace 500 años que es así en el Mar del Norte, los pescadores entran en el mar con caballos para atrapar camarones. Las redes transportadas por el caballo se van llenando de crustáceos que después son arrastradas para tierra, donde son despejadas. Todos los años los turistas van hasta la playa ver esta actividad tradicional durante el verano (ver video).

Esta noticia me hizo acordar la pesca del arrastre que se hace en Portugal.  Dos parejas de bueyes llevan un barco hasta la orilla del mar donde entran los pescadores y empiezan su labor soltando las redes y dejándolas señaladas. Regresan de nuevo a la playa esperando que las redes se llenen de sardinas, caballas…




Después de unas horas son los bueyes que entran en la orilla y empiezan a tirar las cuerdas con la ayuda de los pescadores y de los turistas. Es toda una alegría cuando las redes se aproximan esperando que traigan mucho pescado.

Este tipo de pesca está prohibido en Portugal, pero lo hacen para divertimiento de los turistas. Todo el pescado que consiguen (poco) lo venden allí mismo.

Yo veía este espectáculo desde la terraza de un piso que alquilamos en una playa del litoral norte de Portugal. Me acuerdo que un día fui a la playa para comprar sardinas que aún venían vivas a saltar. Pedí al pescador 10 sardinas y él seguro que pensó que la cantidad que yo le estaba diciendo era poca, masticó algunas palabras que yo no entendí  y me llenó la bolsa plástica que yo llevara.

La mañana en la terraza del café fue muy divertida. Nos juntamos cinco amigas a desayunar y el “Hombre del Café”.  Mientras tanto llegó el marido de Lidia  y siguió también contando que una vez que viajó a Bélgica también estuvo  en una playa a ver la pesca del camarón y quedó impresionado con el trabajo de los caballos.



Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas