terça-feira, 1 de março de 2011

Hasta el año que viene, si Dios Quiere!






El domingo fue un día de sorpresas. Yo que creía que la reunión con mis amigos era en el Café pero recibí una llamada bien temprano que me hizo cambiar mis planes.
El jueves pasado  encontré un amigo que fue el arquitecto de interiores de un bar/restaurante  y que yo también hice un “pinito” en la decoración aconsejando unas bellísimas piezas de madera  que venían de Canadá “Ornamental Mouldings” que fueron colocadas en el Bar y que les dio el ambiente que querían para su interior.
Quedó fantástico, cuando entrabamos parecía que estábamos en New Orleans con los colores calientes, el mobiliario, las paredes, la música ambiente y claro mis piezas de madera de Canadá.

Mi amigo me contó que el bar iba cambiar de decoración, que iba a quedar cerrado unos días. Le hablé de la reunión de mi cumpleaños y él me dio la idea, porque no hacerla allá en el Bar? Quedé muy contenta y él me dijo que después me decía algo.
 
Fue así que cambió el lugar de la reunión. Como ya no tenía tiempo para avisar los amigos, la recepción siguió siendo en el Café y alquilé un Eléctrico (Tramway) para llevar todos mis amigos hasta el Bar.

Casi toda la gente que había aceptado la invitación fue llegando poco a poco y me quedé muy contenta al verlos. Algunos ya conocía del año pasado, otros por primera vez.
Pedí para servir  vino Madeira para todos y algunos aperitivos mientras nos saludábamos.

Yo ya estaba un poco (mucho) nerviosa porque estaban faltando amigos y nos quedamos esperando un poco más. El Eléctrico ya había llegado hace rato y el conductor (Guarda-freio) ya estaba impaciente. Dejé dicho en el Café que cuando llegasen los amigos que faltaban les informasen  donde era la reunión y que tomasen un taxi.

El Café suministró muchos de los dulces, las tortas y encargó el bellísimo  Pastel/Torta hecha  de Cup-Cakes que me lo regaló.

Como la reunión quedó para un poco más tarde cuando llegué  informé la Cocina del Bar para preparar también dos platos calientes, bacalao dorado al horno y mejillones  à Bulhão Pato.

Los amigos fueron entrando y admirando todo el ambiente. Por las grandes ventanas se podía ver el Puerto de Alcántara-Mar y  un barco de crucero que estaba llegando.






(Sigue)




Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas