sexta-feira, 1 de outubro de 2010

Comer Rezar Amar





Hoy fui la primera a llegar al café. Confieso que no me gusta mucho porque uno sale de casa pensando que va tomar su primero café del día para “abrir la pestaña” y cuando entra se da cuenta por haber abierto 2 segundos antes de yo entrar, nada está preparado, nada esta enchufado, la televisión esta callada, menos mal que el suelo había sido limpio en la noche anterior. Para que el café salga bueno la maquina tiene que calentar y empecé por pedir para no estar sin tomar nada un suco de goiaba que me encanta.

Ya habían llegado los periódicos y eche una mirada en algunas páginas que son las únicas que siempre leo.

Estaba tan distraída que no me había dado cuenta que los clientes habituales ya estaban llegando y que el” hombre del café” me había puesto mi café en la mesa.
Como me senté en la mesa donde siempre nos reunimos, Susana, Candida y Encarni ya se estaban encaminando y hablando ya de no sé qué asunto pero me parecía interesante por las risas que yo oía.

Besitos, besitos, cariños así fue como empezamos nuestras conversas antes de tomar nuestro café diario.

Ellas venían hablando de la burla de los tickets falsos para el concierto de los U2 y Encarni dijo que sus hijas compran muchas cosas en internet y que nunca han tenido problema. Bueno algún día será porque este tipo de noticia de vez en cuando viene a la luz del día.

Susana nos invitó  la semana que viene a ver la película de Julia Roberts y Javier Bardem que estrena hoy, “Comer Rezar Amar”.    Candida ya había leído algo sobre el filme y nos dijo que  es basado en el  libro de Elizabeth Gilbert sobre su experiencia personal que se transformo en una especie de rotario de viajes para millones de personas en el mundo. La historia cuenta que una mujer a los 30 años tiene una vida estable, independencia monetaria e una carrera de suceso. Pero un día una crisis en su matrimonio que lleva a un divorcio la transporta para una profunda depresión. Ella se decide hacer una pausa de un año y empieza  un grande viaje… Tuvimos que decir a Candida para cambiar de conversación porque queremos ir ver la película y ya sabiendo la historia, pierde el interés.

Yo fui la primera a levantarme y me despedí. Tenía que ir para mi casa leer los e-mails y poner al día los comentarios en los blogues de mis amigos.

Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas