sábado, 2 de outubro de 2010

Depresión...



Como todos los sábados mi primero café lo tomo en la panadería donde voy a comprar el pan para el desayuno. Es siempre así un café y una miniatura de un pastelito que merezca mi atención.  De seguida regreso a casa preparo el desayuno, me siento tranquila, como mi fruta, mis cereales, mitad de un panecito de semillas, café con leche. .. Casi siempre tengo que volver a calentar el café con leche en el microondas porque me pongo a leer  la revista rosa, que me compro todos los sábados precisamente para leer en los fines de semana  y me olvido de tomarlo y claro se enfría. Me gusta tomarlo bien calentito.

Después del almuerzo salí  y pasé por la cafetería de siempre y veo que está  llena de gente. Pero que pasará?  Me dirigí a la mesa donde estaba Francesc,  me invitó a sentarme,  él  estaba tomando un Oporto y yo pedí un vino Moscatel, que por señal estaba delicioso. Un Moscatel de la región de Setúbal. Sabía a uvas moscatel, muy sabroso y dulcecito.

Entonces fue cuando él me dijo que esa gente que estaba por allí que no era nada de mas, es que toda la gente ya había llegado de vacaciones y que hoy parece que vinieron todos al mismo tiempo a tomar café.

Seguimos conversando, me encanta hablar con él. Es un hombre con muy buen humor. Es lo que yo estoy necesitando, es estar cerca de amigos bien humorados.

Los clientes fueron saliendo poco a poco y pudimos conversar porque antes casi  solo nos entendíamos mirando a los labios ya que el ruido era enorme.

Él me dijo que no me veía con bueno aspecto, parecía que estaba algo enferma y esa es la verdad. No es que esté enferma, es una cuestión de nervios. Le conté todos los problemas que he tenido últimamente. Claro que él ya  conocía lo que yo estaba sufriendo pero se quedó muy preocupado porque para él  lo que yo siento es una ligera depresión y que puede agravarse. Me dijo que había leído que más de 1200 muertes por año en Portugal son debidas a la depresión. Me dijo que la depresión es el principal factor de riesgo para el suicidio y son enormes las consecuencias sociales y económicas.
Datos avanzados a la agencia Lusa indican que entre septiembre de 2009 e Agosto de 2010, han sido vendidas en Portugal 6,885 millones de embalajes de anti-depresivos e estabilizadores de humor (más 4% en relación al año anterior), en el valor de 117,1 millones de euros.
La depresión no tratada  puede aumentar el riesgo de muerte, aumentar el absentismo y disminuir la productividad en el trabajo, aumentar los costos de los cuidados de la salud y tanta cosa más.
Me dijo que yo tenía que cambiar de vida, que debería hacer un viaje, no era necesario ir muy lejos, era solo para cambiar de aires. Pero eso si, que no fuera sola.

Le agradecí por sus amables consejos, me despedí y salí pensando en todo aquello.

Bueno me gusto lo que me dijo, pero eso de no viajar sola, va a ser un problema más para mí, porque todos mis amigos están ocupados, ya llegaron de vacaciones…

Voy a poner un anuncio en el periódico, voy a estudiar muy bien  el texto que voy  escribir...


Seguidores

tiempo

.

tempo

amigas